Material adicional

Últimamente se habla mucho del material que debe llevar un intérprete en su bolso para esas largas jornadas de cabina. Que si el ipad, que si el bloc de notas, bolis, glosarios entre otros. Estoy completamente de acuerdo con todas las entradas (maravillosas) que se han escrito en diferentes blogs.

Pero recordemos que la vida de un intérprete no se desarrolla exclusivamente en cabina. Un taller es un lugar tan bueno como cualquier otro para realizar una prestación. En ese momento, los ipads y compañía desaparecen de la lista de material necesario, sustituidos por botas de seguridad, tapones para los oídos, casco, posiblemente un chaleco reflectante e idealmente una bata para no mancharte, aunque lleves puestos los vaqueros más zarrapastrosos de tu armario.

 ¿Quién es el responsable de hacerte llegar todo esto par que puedas cumplir con la normativa de seguridad? El cliente, claro. No es nuestro medio habitual de trabajo y no tenemos por qué tener unos zapatos con punta de acero en casa por diversión.

 Bien, pues esta semana me sucedió lo siguiente (resumen de la historia): en vez de zapatos, me dieron una especie de punteras para mi propio calzado. Me sorprendió, pero si ellos mismos te lo proporcionan, nada que objetar. Hasta que llega el responsable de seguridad. Al verme, me preguntó que dónde estaban mis zapatos, a lo que yo respondí que no tenía, que siempre me suelen dejar un par en el lugar de trabajo y que me habían facilitado este apaño. Decir que todas las empresas de este tipo tienen un almacén lleno de botas reglamentarias.

La mejor solución que se le ocurre al buen caballero es dejarme en la puerta de la fábrica, prohibiéndome la entrada hasta que me hubiera comprado un par, argumentando que si tuviera que ir dejando zapatos a todas las visitas sería un caos. Al final por mediación del director me pusieron en un despacho, pero claro, ese día no pude trabajar, además de tener que ir a comprar unas botas para el día siguiente.

 Obviamente esto no es lo habitual, hay días tontos y tontos todos los días, y el personal de seguridad suele ser siempre un grano en el c…. Pero tened claro quién debe proporcionar qué material en este tipo de prestaciones. 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Material adicional

  1. Sandra Jiménez

    Vaya tela, supongo que pasarías al cliente el ticket de compra de las botas, ¿no?

    • La verdad es que lo he consultado con algunas personas. Unas me dicen que sí, otras que no, que al final es material para mí…y tampoco han sido muy caras. Al final el cliente no ha tenido culpa de nada (estábamos en la empresa de un tercero, quién iba a imaginarse que se pondrían borricos). Le daré un par de vueltas.

      ¡Un beso guapa, gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s