Archivo diario: 16 de septiembre de 2012

El anuncio de la discordia

Parece que este fin de semana va de “intrusismo profesional”.

Ayer ya tuve una discusión con mi familia sobre si alguien con un nivel aceptable de un segundo idioma podría encargarse de hacer interpretaciones de enlace (sencillitas ¿eh? nada de física cuántica) cuyos argumentos principales fueron “es dinero, y aquí el que no corre, vuela” y “si de verdad buscan algo de buena calidad, ya contratarán a un profesional, pero si les vale alguien más barato y no necesariamente formado, ellos sabrán”, hoy va de intrusismo en el mundo de los traductores.

 Debo felicitar públicamente a Laeticia Abihssira por esta entrada en su blog “Traducir es descubrir” y que me ha servido de inspiración para escribir de nuevo. Os recomiendo que lo leáis, trata sobre un anuncio de una filóloga que se ofrece como traductora y que no tiene desperdicio. El anuncio en cuestión ya ha tenido las primeras reacciones

 Vaya por delante que esta es una profesión (digo bien profesión, recordad el término) en la que el rodaje y la experiencia lo son casi todo. No tengo nada contra filólogos que quieran traducir, al final son profesiones afines. Sin embargo, considero que si la licenciatura de TeI existe es por algún motivo, y creo que estaréis de acuerdo conmigo cuando digo que saber un segundo idioma a un nivel llamémoslo bilingüe en el mejor de los casos no es suficiente para prestar un buen servicio (lo hemos oído hasta la saciedad). Por todo ello, si no eres licenciado en TeI pero te interesa esta profesión (de nuevo), qué menos que hacer algún cursillo, estar en contacto con profesionales del sector, informarte un poco sobre la deontología y la ética (aunque a veces ni los propios licenciados la respeten)…esto sólo para empezar.

 Volvamos al anuncio de la discordia: mi impresión, y creo que la de muchos compañeros al leer esto, es que esta persona quiere sacarse un sobresueldo sin importarle nada de lo anteriormente mencionado. Laeticia nos hace un análisis maravilloso y muy completo sobre lo que representa este anuncio.

 Resumiendo: esto es una PROFESIÓN. Retomando las palabras de la creadora de “Traducir es descubrir” Los traductores se dedican a traducir documentos, los intérpretes a interpretar, los profesores a enseñar y los cocineros a cocinar. O lo que es lo mismo, zapatero a tus zapatos. Aunque seas azafata de ferias, no eres intérprete. Aunque seas filóloga, no eres traductora. Lo serás cuando entiendas lo que supone para nosotros que aceptes el trabajo de un profesional por 8€ la hora o aceptes tarifas ridículas que nos obliguen a negociar a la baja porque te quieres sacar un sobresueldo.

 Aunque insisto, y sin querer menospreciar a los muchos profesionales que hacen un trabajo magnifico y que no vienen de la TeI: si se ha visto la necesidad de crear la licenciatura, será por algo ¿no ?

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Uncategorized