Archivo mensual: abril 2012

Cambiando de registro

Dicen que hay que probar de todo en esta vida, ¿no? Pues ya puedo tachar una cosa nueva de mi lista “to do”: el voiceover.

Cuando me propusieron el proyecto di saltos de alegría, ya que era algo que me interesaba mucho y además que me haría recordar con nostalgia esas clases de actriz de doblaje a las que asistía hace años. Es que una ha nacido artista, qué se le va a hacer…

Antes de acudir al estudio, había pedido que se me pasara el texto a “doblar”, ya que en teoría se trataba también de una traducción (doblar/traducir del francés al español). Cual fue mi sorpresa cuando el material que se me envió fue el propio video. Un video en el que aparecían tres chicas hablando de cosmética como si estuvieran en el bar de abajo, esto es: a una velocidad de vértigo, pisándose las unas a las otras y hablando más para ellas que para los espectadores. Por si  fuera poco, el video no podía pararse ni rebobinarse (aunque según parece sí que era posible, aún sigo sin saber cómo…) por lo que si no se entendía algo, no me quedaba otro remedio que empezar de nuevo. *sigth*. A esta velocidad imposible hacer una trascripción, ¡como mucho tomar un par de notas y gracias! Bueno, pensé. Si la dinámica es la misma que en el doblaje, se podrá retomar varias veces la misma “escena”, no hay problema.

Aquí llega mi sorpresa, seguramente por novata, es decir, desconocimiento: lo que en verdad buscaban era pretender que la persona delante del micrófono hiciera una simultánea, como si estuviera en directo. Gracias a Dios, una, que es muy apañá, se traía las notas tomadas la noche anterior por si las moscas, ¡y menos mal!

Hay que decir que a la dificultad de una simultánea, se añade el respeto de los tiempos de intervención. Para poder sincronizar el video y el audio, se conoce que no podía superar ciertos límites al hablar (algo complicado para la cabina, ya que se necesita un tiempo de escucha-reacción-exposición), así que la tijera fue una gran aliada (recordemos que las ponentes hablaban a la velocidad del rayo y ofrecían mucha información, quizás no toda esencial).

Del equipo técnico decir que fueron maravillosamente amables, me hicieron sentir como en mi casa (si no me ofrecieron café 4 o 5 veces…) y quedaron tan satisfechos con mi trabajo como yo con el suyo. Chapeau.

En mi foro interno, lamento un poco que la técnica no haya sido más parecida a la del doblaje, por varios motivos. Primero, claro está, para refrescar cómo se hacía. Después, porque el voiceover habría quedado mejor, en mi humilde opinión: las intervenciones en su sitio, con tiempo suficiente para buscar las palabras adecuadas e incluso evitar el uso de pequeñas muletillas para salir del paso. Pero el efecto “live” se imponía. No seré yo quien contradiga los deseos del equipo.

Conclusión: ¡se puede repetir!

Image

Me tomé la libertad de sacar una foto del estudio.

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La blogera novata

¿Recordáis que hace un par de semanas hablaba de los #EPT?

 Si no os acordáis o no tuvisteis ocasión de leerlo, aquí encontrareis la entrada.

 Pues bien, mis tres mosqueteros favoritos, en su infinita sapiencia, me ofrecieron a cambio un maravilloso regalo. Veréis, yo siempre intento participar en los Hangout School durante la semana, pero la sesión de los domingos es cerrada y con invitados especialistas en el tema del que se va a hablar –aunque siempre los sigo en vivo e intento participar haciendo preguntas a los invitados.

El caso es que el domingo pasado, tuve el honor de participar en un Hangout On Air, nada más y nada menos que sobre blogs. En efecto, me invitaron para hablar de la presente página que estáis leyendo en estos momentos.

 Pero…¿qué se supone que debía de contar, si este blog no tiene apenas tres semanas de vida?

 Aquí no termina la cosa. ¿Quiénes iban a ser las demás participantes? Me caí de la silla al saberlo. Dejo la lista aquí debajo, aunque dudo mucho que tanto las personas físicas como los blogs en sí necesiten cualquier tipo de presentación.

 Clara Guelbenzu : Bootheando

 Lourdes de Rioja : A Word in your Ear

 Aída Gonzalez del Álamo : Aventuras de una Traductora-Intérprete en Madrid

 María Elena Pardi : El Blog de AVINC

 Como decía, todo un honor para una principiante como yo que la dejen jugar en primera división, o incluso en la Champions podría decirse. Gracias.

 ¿Queréis saber qué tal salió todo? ¡Pues venid a descubrirlo!

 PD: ¿Aún no tenéis cuenta en G+ y/o no habéis participado en esta genial iniciativa? Pero bueno, ¿a qué esperáis?

 PD1: Aída Gonzalez, así como Clara Guelbenzu también tienen mucho que decir sobre los #EPT s en sus blogs, ¡comprobadlo!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Disney para traductores

Jamás pensé que diría esto, pero leer ciertas tesis doctorales resulta no sólo educativo, sino que a veces también emocionante.

Es el caso de la tesis de Luís Alberto Iglesias, LOS DOBLAJES EN ESPAÑOL DE LOS CLÁSICOS DISNEY.

En ella, no sólo recopila y analiza durante 578 páginas todas (repito, todas) las técnicas de traducción audiovisual    – no me voy a extender sobre este aspecto- sino que además comparte anécdotas y secretos del doblaje de los denominados “Clásicos Disney” hasta la muerte del principal traductor al español de esta factoría, Edmundo Santos.

Las películas analizadas son:

Blancanieves, Robin Hood, Pinocho, Bambi, La Dama y el Vagabundo, 101 Dálmatas, Cenicienta, El Libro de la Selva, Los Rescatadores, Peter Pan, La Bella Durmiente, Merlín el Encantador, Los Aristogatos, Dumbo y Alicia en el País de las Maravillas.

Para escribir esta entrada confieso que me ha sido muy difícil escoger qué anécdotas contar en este blog, pero ahí van las que considero las mejores.

Peter Pan o el talento de un niño.Image

Esta historia la protagoniza el más peque de los Darling, Miguel (o Michael). En la versión original, el chavalín tiene el habla característica de un crío de su edad -pongamos tres añitos- con sus errores gramaticales, de conjugación etc…y sin embargo, en la versión doblada, habla un español correctísimo. Lo ideal es que el traductor hubiera respetado esa habla tan característica de los niños que están aprendiendo a comunicarse, pero no fue el caso. En el estudio de doblaje es donde se produce la compensación: resulta que el actor que le puso voz a Miguel…bueno…¡pues que también tenía tres años (hijo de otro actor de doblaje)!

Tomemos un ejemplo:

Michael: Oh look! A firefly.

Miguel: ¡Ay, una luciérgana!

¿Luciérnaga? ¡No! La pobre criatura, tras muchas tomas, no fue capaz de pronunciar correctamente la dichosa palabra y sólo se oye un sucedáneo pero que, oigan, es perfectamente válido para caracterizar a un personaje que en el fondo, no debería de ser capaz de pronunciar este vocablo.

Bambi o el caso de la mofeta de género indefinido Image

¡POR FIN he encontrado la explicación a uno de los grandes enigmas para muchos niños! ¿La mofeta Flor, amig@ de Bambi, es macho o hembra? Es un misterio porque, de niños, la mofeta es claramente una hembra (por su aire coqueto, por su voz-aún siendo un cachorro- y sobre todo, porque Tambor el conejo se refiere a “ella” diciendo “¡ESA no es Flor!”) y sin embargo al llegar los protagonistas a la edad adulta, su voz se torna en la de un hombre hecho y derecho y es más, abandona a sus compadres para irse detrás de una linda mofetita. No hace falta ser muy espabilado para ver que aquí algo no funciona. En efecto. ¡Lo que no funciona es LA TRADUCCIÓN! Me explico: En inglés, “flower” es una palabra que no tiene género, por lo que puede servir sin importar la sexualidad del personaje. En español, “flor” es de género femenino, y aquí es donde se incita al error. El traductor debió de pensar que, efectivamente, se encontraba ante un personaje hembra (y sus motivos tenía). Pero no se acordó de esta escena al llegar, más adelante en la película, a la aparición del mismo personaje ya crecidito. Así pues, ¡misterio resuelto! La mofeta es macho.

El Libro de la Selva o ¿Qué querés hasé?Image

Adoro esta escena. De pequeña, mi padre y yo nos pasábamos horas imitando a estos buitres tan majetes. Lo que de pequeña yo no intuía (obvio) es que estos animalitos eran una parodia de cierto cuarteto musical y hablaban con acento de Liverpool. El tema de los acentos es algo que, a la fuerza, se va a perder (en la tesis se plantean decenas de ejemplos sobre esto: el ratoncito Timoteo de Dumbo y su acentazo de Brooklyn, los perros varios que aparecen en La Dama y el Vagabundo que hablan acorde con el origen de su raza, o el malvado Stromboli de Pinocho…sólo por citar algunos ejemplos).

¿Cómo puede compensar el traductor, si decide hacerlo, dicha pérdida? En el caso de algunos personajes, generalmente de reparto, se puede inventar un nuevo acento caracterizador.

Así, en el caso de mis queridos buitres, uno habla con acento andalú, otro con el típico argentino rioplatense (como mi querida Flor Aguilar), el tercero a la manera cubana y el último con dejes mejicanos. Para prueba, el vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=aDLNiHiQ-Wg

Me parece una solución muy válida y divertida pero, ¿no hubiese sido más lógico haberles inyectado un asentou British? Es sólo una idea.

Podría pasarme toda la tarde plasmando ejemplos de cómo se han solucionado casos de traducción en estas maravillosas películas, pero entonces no quedaría ningún aliciente para que leáis este trabajo de investigación que tanto tiempo y visionados de películas, en dos idiomas, habrá costado a su creador.

Os lo recomiendo.

http://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/76261/1/DTI_Iglesias_Gomez_LA_Los_doblajes_en_espanol.pdf

Un último dato: todos sabemos que Disney ha retraducido y redoblado todos los clásicos que ha recomercializado en los últimos años. Sí, en efecto, estamos hablando de derechos de autor. Disney prefiere rehacer todo el proceso –profanando las magnificas versiones que conocemos- y no pagar derechos de traducción ni de explotación a los profesionales. En los nuevos doblajes, se obliga a los trabajadores a aceptar una cláusula de cesión de derechos para “explotar comercialmente en cualquier lugar del universo (descubierto o por descubrir)”.

¿No os suena a lo que hace la WB con la saga de cierto mago y cuyas declaraciones de su traductora en hebreo se paseaban por Twitter la semana pasada?

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized