Quien avisa no es traidor

Llevaba un par de semanas amenazando, y ahora, durante un tiempo muy muerto de una sesión de interpretación, entre troqueles, grasa, viruta y otros elementos que ponen en jaque a la integridad física de mi ordenador, he decidido cumplir esta determinación: escribir (o debería decir, volver a escribir) un blog.
Reconozco que lo considero una moda, no necesariamente pasajera. Quizás dentro de poco todo el mundo tenga un blog, igual que todo el mundo tiene una cuenta Facebook, del que he sido siempre detractora hasta que la presión social me obligó prácticamente a estar presente en las redes sociales. Confesión, ahora me encantan.
Un amigo me dijo un buen día “últimamente parece que si no escribes un blog, no eres nadie”. Muy cierto, pensé.
¿Y que voy a hacer yo con un blog? Esa pregunta me la llevo haciendo una temporada. El listón está muy alto, debo decir tras seguir durante meses a los blogeros empedernidos del mundo de la traducción y la interpretación, un nivel que es muy difícil de alcanzar – aunque debo decir que el objetivo de todo esto no es otro que el de pasar un buen rato escribiendo reflexiones que quizás, y sólo quizás, le puedan interesar a alguien.
Por esto mismo, y tras reflexionarlo bien, me gustaría que este blog fuera una especie de diario sobre nuestra amada profesión basado en experiencias personales, dejando la teoría sobre “como ganar/perder a un cliente” o “qué tarifas se pueden considerar justas” a un lado, que para eso ya hay otras personas que lo hacen de maravilla y de forma muy didáctica. También pienso dejar de lado todo lo que he leído sobre “como llevar un blog”. No es que no me importe, pero un blog es algo personal, y cada cual decide darle su toque. El público es libre de leer o no. Quiero que la gente se divierta leyendo esto, y por supuesto, animarla a compartir experiencias similares y reacciones.
Dicho lo cual, queda inaugurado este blog, espero que no uno más entre la marabunta, sean ustedes bienvenidos.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “Quien avisa no es traidor

  1. Bienvenida. Me gusta tu declaración de principios. Que esto anda un poco saturado de blogs de más de lo mismo y al final vamos a cansarnos de leer siempre los mismos consejos redigeridos y regurgitados hasta la saciedad. ¡Inspiración, buena letra y suerte! 🙂

    • ¡Muchas gracias! La verdad es que ante la idea de escribir un blog, realmente no sabía qué más podría aportar yo…aparte de historias y anécdotas, tanto mías como de quien quiera (o se atreva a) compartilas. Lo importante es pasar un buen rato juntos ¿no? ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s